El interior de un órgano

Así es un órgano por dentro. Este, en concreto, es el de la Iglesia de la Universidad de Santiago de Compostela. Se pueden ver los tubos y abajo, el teclado. Todo un prodigio de habilidad constructiva, que implicaba a más de 30 obreros especializados durante más de un año. Al frente de todo, un maestro organero. Antiguamente el fuelle había que accionarlo manualmente; uno o dos fornidos “fuelleros” trabajaban en ello. Hoy en día el sistema está completamente automatizado y electrificado. Pero la música que sale por los tubos sigue siendo aire que vibra.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s